MPMR: Que se vayan todos, a crear el poder de los pueblos de Chile

 

El estallido social que vive Chile es gigantesco y tiene muchos actores involucrados, sectores populares, medios e incluso jóvenes de familias del barrio alto.

La rebelión de los pueblos fue detonada por el no pago (evasión) por parte de los estudiantes secundarios en protesta contra el alza de pasaje en el Transantiago y derivó en múltiples acciones que van desde los saqueos a supermercados, farmacias, grandes tiendas, sabotaje a las estaciones del Metro, barricadas, mítines, «caceroleos», marchas y un sinfín de iniciativas de acuerdo al perfil de cada sector social. Lo que empezó en Santiago luego se expandió a todo Chile.

Es una revuelta que tiene múltiples causas y demandas, pero tiene un punto común para todos, indignación contra el sistema y sus representantes. No solo son las alzas de distinto tipo, es la permanencia de las AFPs, son los bajos sueldos, la precariedad de la salud, la corrupción, la desigualdad, las promesas no cumplidas, las expectativas no satisfechas y tantas cosas más.

A las protestas, el gobierno de Sebastián Piñera respondió con represión, saco los militares a la calle, aplicó toques de queda, lo que ha producido decenas de muertos, cientos de heridos y torturados, miles de detenidos.

La «gobernanza» de Chile que era el orgullo de los capitalistas terminó abruptamente y la élite de poder está tratando de manejar la crisis. No les será fácil, porque están cosechando lo que sembraron.

El sistema por un lado aplica una brutal represión y por otro, al constatar que las protestas no disminuyen y tienen al país casi paralizado, intenta buscar salidas políticas con falsos diálogos.  Para ello cuentan con un gran aliado, los medios de comunicación, en especial la televisión, que se ha dedicado a «criminalizar» las acciones populares, lavar la imagen de los militares en las calles y resaltar el “descontento pacífico” de sectores medios y altos.

En los sectores populares existen, producto del mismo sistema, personas sin conciencia social, que se aprovechan de las penurias del pueblo, actúan todos los días del año y ahora también, esto ha pasado en todos los momentos de la historia, pero la inmensa mayoría popular ha tenido claro que su rabia está dirigida a los «bienes» de los grandes capitales que son los verdaderos delincuentes que tiene Chile.

Hoy por hoy no existen organizaciones políticas y sociales que puedan representar legítimamente las demandas y sentimiento de los pueblos, por ello el sistema intenta instalar actores con los cuales negociar cambios que no cambien nada.

La ex nueva mayoría y el Frente Amplio negaron la protesta radical como agente transformador e instalaron movilizaciones sociales afín a las instituciones del actual Estado creado por Jaime Guzmán. Fracasaron y los pueblos de Chile mostraron que otro camino era posible. Esta crisis producida desde las calles en la práctica ya es más importante que acumular parlamentarios en la «democracia de los ricos».

Con todas sus virtudes y defectos, los pueblos con su indignación crearon otro Chile y colocan en jaque al sistema y su casta política.

El nuevo Chile está en disputa, por un lado, el sistema intentar volver a la “normalidad” y por otro los sectores populares, muy débiles aún, intentaran levantar una alternativa.

Tenemos que ser capaces de generar asambleas territoriales y sociales en busca del cambio real y no cosmético. Tenemos que denunciar a aquellos responsables de la situación de injusticia, es decir la derecha, la ex Nueva Mayoría y también el Frente Amplio que ha copiado la misma forma de actuar de la élite en el poder. Tenemos que actuar contra las brutales violaciones de DDHH que se llevan a cabo a nombre de la “democracia” y para ello los sectores populares tienen que generar la necesaria y urgente autodefensa.

Levantemos la exigencia de que se vayan todos, exijamos que la APEC y COP-25 no se realicen, exijamos Asamblea Constituyente, construyamos el poder de los pueblos desde los territorios y sectores sociales. Un poder de base que construya una alternativa anticapitalista y no acepte soluciones parche.

A DESATAR LA REBELDÍA POPULAR.

QUE SE VAYAN TODOS, A CONSTRUIR EL PODER DE LOS PUEBLOS DE CHILE

Dirección Nacional

Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez

Octubre 2019.